Змій

Змій – Zmiy (Ojo: No Zmey)

Zmiy es el nombre de un dragón (o serpiente) dentro de la mitología ucraniana, contra quien luchó Mykyta Kozhumyaka en una épica batalla dura 3 días y 3 horas, y cuando este héroe estaba a punto de rendirse, recibió un mensaje del cielo y sacó fuerzas de la nada para finalmente derrotarlo.
Podemos leer más en este artículo

Pero leamos algo sobre el simbolismo de la serpiente y su pariente el dragón dentro de la mitología ucraniana:

Vipera nikolskii. Especie endémica de Ucrania

Las serpientes son reptiles, tienen sangre fría, están cubiertas de escamas, y habitan en el agua y en la tierra. Tradicionalmente se dividen en venenosas, llamadas coloquialmente “Víboras” y no venenosas, conocidas en español como “culebras”, y se dividen de esta forma por el uso de sus armas para cazar el alimento. No todas las serpientes son peligrosas, pero casi todas tienen mala reputación.

Las áreas con mayor número de serpientes son los montes Cárpatos, la península de Crimea, las estepas de Ucrania central y oriental, y la Polissia.

En religiones a lo ancho del mundo, las serpientes a menudo jugaron un rol cosmogónico o como un atributo de los dioses creadores de la tierra.

Por ejemplo, en la mitología escandinava, la serpiente Midgard mantiene al planeta en sus brazos, o la serpiente africana Arcoíris descansa su cola en el inframundo, en donde viven los muertos, y por otro lado también alcanza el cielo; el dios hindú Voshny reside en la serpiente de Anat, y el dios Indra mata a la serpiente de Caos del Viento para liberar las aguas que esta cuida; en la mitología norteamericana, un dios toma la imagen de un ave y una serpiente.
En la tradición cristiana se cree que las serpientes, como lobos, se originan de la sangre de Caín, y por consiguiente son dañinas para el ser humano. De acuerdo con las leyes de Moisés, ninguna serpiente está limpia sin importar si es venenosa o no.

Muy a menudo en el cristianismo se relaciona a la serpiente con el demonio, el mayor enemigo de Dios, y por su culpa el hombre perdió el regalo de la vida eterna en el Edén.
Las serpientes se han relacionado con la inmortalidad y con la regeneración y rejuvenecimiento, por su cambio de piel, y en ocasiones se les ve mordiéndose la cola y formando un círculo, o cuando copulan forman espirales, que también se convirtieron en símbolos de la misma alegoría.

La serpiente mordiendo su propia cola es conocida en mitología como Ouroboros, y tiene un simbolismo muy profundo dentro de varias culturas ; previene que el mundo explote en gajos según creencias Dahomeyanas, o reteniendo los mares según los egipcios.

La ouroboros representa el ciclo del año, la renovación de la vida cada primavera y la muerte de ésta cada invierno, la creación de la naturaleza.

En otras culturas las serpientes están presentes en la creación del mundo, del universo. La mitología hindú y china son ejemplos de ello.

El hecho que estos ofidios vivan en madrigueras bajo el suelo, han hecho que ciertos pueblos las relacionen con el inframundo: en la cultura pagana de Ios ancestros de los ucranianos, antes de la cristianización, se veneraba al dios Veles, quien cuidaba el inframundo. El era a menudo representado con la imagen de una serpiente (aunque también como un buey – enlace), o un dragón.

Artículo sobre el Buey, otra representación del dios Veles


El inframundo reside en las raíces del árbol mítico de la vida, que generalmente crecen entre el agua, es resguardado por Veles, el dios-serpiente.
También simbolizan la curación, por la renovación de la vida, y la falta de párpados en estos reptiles, hizo que los primeros humanos los tomaran como seres poseedores de una gran inteligencia y se relacionaran con la sabiduría. Un mito griego menciona al Auescalpius que, junto con sus similares, lamía por la noche las heridas de los enfermos, devolviendo su salud.
Pero retomando el tema de Veles, se ha encontrado una cantidad de frescos e imágenes que representan serpientes siendo veneradas por ser animales devotos al dios Perun (la contraparte de Veles); dichos reptiles habitaban las raíces de robles especiales considerados sagrados. La gente pensaba que poseían poderes mágicos.

En mitos y cuentos folclóricos son descritas como seres de fuego y habitantes de las montañas. Por ejemplo, el dragón Fafnir de la épica germana, vivía en una “casa de hierro” (una montaña), sobre su tesoro escondido bajo tierra. De hecho, el nombre de Zmiy Horynych significa “Serpiente de las montañas”
En Ucrania existía la creencia que las serpientes pasaban el invierno bajo el suelo, lamiendo una roca gris, y si una persona accidentalmente caía en esa cueva, podría salir hasta después de cierto tiempo. Esta creencia generó la costumbre de fabricar artículos de joyería, utilizando oro (especialmente), plata, hierro o cobre, como materiales extraídos de estas cuevas mágicas, y utilizarlos como amuletos con poderes especiales de protección.
Existe la creencia que si una persona se despierta durante la noche sobre una pila de oro, al amanecer se convertirá en un dragón.

Ouroborus

Bajo las raíces del Arbol de la Vida, generalmente un roble, habita el dios Veles, en forma de serpiente, quien vigila el inframundo

Una serpiente puede ser la materialización no sólo del fuego, sino también del agua. Ellas son las propietarias de las aguas terrenales, y también celestiales, otorgando los frutos a la tierra. Junto con estas representaciones se ve un sacrificio ritual de la serpiente que era llevado a cabo por muchas culturas durante tiempos de sequía. En la antigua Ucrania se creia que “Si matas una serpiente, lloverá”

Durante una sequía, los antiguos checos colgaban las serpientes con la cabeza hacia abajo, con lo que hacían que lloviera de arriba hacia abajo.
En Ucrania hay leyendas sobre brujas que roban la humedad celestial y la guardan escondida en vasijas en su ático. Un episodio relata que un trabajador se encontró una de estas vasijas y la abrió, y de ella salieron serpientes, ranas y culebras que ascendieron al cielo, y llovió.
La idea de relacionar uno de estos reptiles con las aguas celestiales es representada en forma de una serpiente-arcoiris.
En el folclore eslavo, la serpiente era relacionada con la fertilidad y simbolizaba el origen masculino. La imagen de este reptil se puede ver en representaciones de estatuillas de mujeres del periodo Tripiliano, sobre su abdomen y muslos. Y en ellas son plasmadas como figuras en forma de diamantes, triangulos, cruces maltesas o esvásticas. Incluso la concepción se relacionaba con la serpiente en la conciencia mitopoética de los eslavos orientales.
(Hablando de símbolos usados en el folclore ucraniano, aconsejamos leer “Simbolismo en la Vyshyvanka y también Simbolismo en las Pysanky )

De acuerdo con algunas creencias, si una persona era mordida por una serpiente venenosa, debía cortar su cabeza y lanzarla lejos del agua, pues es del agua que ellas obtienen sus poderes; de lo contrario, ella reviviría

Mi abuelo ha matado una serpiente, ha cortado su cabeza y la ha lanzado lejos del río, pues si ella toca el agua y bebe, revivirá.


Pero otra creencia afirma que ellas adquieren su poder de las piedras, pues al nacer las pequeñas víboras, la madre inmediatamente las devora, ya que aun no tienen veneno. Pero si las pequeñas se dirigen rápidamente hacia las rocas, nadie las dañará, pues las piedras les otorgan su fuerza ponzoñosa.
La costumbre en la región de los Cárpatos es de colgarlas de un arbol, o revivirán.

Molfar

(Enlace al artículo especial sobre Molfar
Según trabajo reciente de N. A. Mijailov, la palabra “molfar”, que se toma como “chamán” o “mago”, proviene de una palabra eslava antigua Molaver que significa serpiente, vibora, culebra. Pero en el folclore eslavo oriental, esta criatura es mas que un reptil ; es similar a un basilisco.
El molfar es entonces un ser humano que posee y domina los poderes de los basiliscos, y los aplican en sus rituales.
De aquí, la palabra “molfare” y “maleficus” significa “hacer el mal”, “el arte de la brujería” que puede ser explicado como un esfuerzo consciente por la iglesia de distorsionar lo sagrado (pagano) y otorgar un significado arcaico cono la palabra de Satanás, de mal y daño.

Lo mismo se aplica a la serpiente, a la que el cristianismo dió un sentido casi tabú, transformada en un ser demoníaco, la personificación de la amenaza, del peligro, de la oscuridad, caos y muerte.

De acuerdo con L. Musikhin:

Los magos de los Cárpatos son conocidos por la tradición de leer la fortuna por medio de cortar pan sobre una vibora, y para ello se internan en el bosque en días específicos, buscan ciertas víboras y las llevan a casa, encienden fuego en la estufa y lanzan la serpiente en él.
En esta hoguera también queman pan con una cuchara con sal, y ven signos de si la persona que solicita la visión esta destinada a vivir en pareja, según la forma como el pan se consume en el fuego; si es asi, deberá ir a la cama directamente sin hablar con nadie, y dar agua a aquel con quien ella quiere pasar el resto de su vida.


En la Hutsulshchyna el culto a la serpiente está conectado con un lugar místico: El Lago de las Serpientes.

De acuerdo con la leyenda, el planeta entero vive en él, eso es, los espíritus impuros de las almas de pecadores son mantenidas aquí, y suben a las nubes salpicadas por rocas que sueltan los cascos de los caballos negros de guerreros, y son transportadas luego y arrojadas sobre los pueblos en forma de granizo, para su desgracia. “


Se piensa en creencias populares hutsules que existe una serpiente blanca que puede hacer invisible a una persona, y le da el poder de ver lo que otros no pueden.

Si se corta la cabeza de la serpiente blanca y se ve a través de su craneo, por el ojo derecho, la persona se hará invisible, comprenderá el lenguaje de las aves, y si se untan los ojos con su grasa, la persona podrá ver todos los tesoros de la tierra, estén ocultos o no.

Algunas fuentes indican que la carne de cualquier serpiente dará el conocimiento de las hierbas curativas.

ZMIY HORYNYCH – ЗМІЙ

Es una criatura relacionada comúnmente con un dragón.
Pero la palabra “dragón” proviene del griego, y en este idioma significa “serpiente”. En muchas fábulas ambas palabras son sinónimos. De hecho, el nombre Змій en ucraniano, tiene relación con змія – Zmiya, que significa “serpiente”.

Al igual que las serpientes, los dragones son conectados con el mal, con el demonio, con la muerte.
Según los hutsules de los Cárpatos, son criaturas enviadas por los dioses para ver si los hombres rezan.
Pero leamos un poco sobre el dragón de los eslavos: este se divide en dos tipos, el eslavo oriental y el eslavo del sur.

El eslavo del sur puede a su vez ser dividido también en dos: el Zmaj, Zmij o Zmiy, y el Aždaja o Aždaha. Y el eslavo oriental, el ucraniano, que es llamado “Zmiy Horynych”.

Este último es el conocido en Ucrania. Tiene 3 cabezas y según algunas leyendas, estas pueden volver a crecer al ser cortadas, asi como las colas de las lagartijas o la Hidra de la mitología griega.
Esta cubierto de escamas verdes y camina sobre sus cuatro patas. Las frontales son mucho mas pequeñas que las traseras.
Posee la habilidad de respirar fuego, y este es letal, si lo logra alcanzar a uno.
Zmiy Horynych es malvado, pero no es muy inteligente, aunque lo suficiente para engañar a sus víctimas, pero no para escapar de una trampa obvia.

También tiene grandes alas, y la única forma de vencerlo es cortando las tres cabezas antes que vuelvan a salir. Y pueden volver a salir mientras quede una, o sea que hay que cortar las 3 de un solo tajo.
Zmiy Gorynych fue vencido, según el cuento folclórico, por Mykyta Kozhumyaka, conocido también como Dobrynya Nikitich (enlace) y solo fue luego de 3 dias y 3 horas de combate.

El dragón de los eslavos del sur, Smaj, Zmaj, tiene una gran influencia mongola, de la “Horda de oro” (enlace). Se puede encontrar en el folclore esloveno, y aparece en el escudo de armas de Ljubljana, su capital. Se les relaciona con las leyendas de San Jorge, y es similar a Zmiy. Aunque a diferencia de este último, estos dragones son muy inteligentes, pues tienen gran conocimiento del presente, futuro y pasado. También son benevolentes y no siempre dañan a los humanos, como por ejemplo el dragón que protege a Ljunljana, que protege la ciudad de sus enemigos.

El Zmaj respira también fuego, y también tiene poderes mágicos. Tiene gran fuerza y se dice que es muy rico. Guarda joyas, oro, y muchos bienes que conserva en un gran castillo.
Puede tener hijos con mujeres humanas, y muchos héroes de la mitología son producto de estas relaciones. Si una persona adquiría fama, era prontamente relacionada con este dragón.
Un ejemplo es Vlad III Dracula, quien era de la orden del dragón. Muchos héroes dragones combatieron contra invasores turcos, mongoles, u Otomanos.

El último dragón de la lista eslava es Aždaja, que no es considerado siempre como tal, sino exactamente lo opuesto. No es capaz de hacer el bien y está lleno de magia negra. Habita lugares formidables, oscuros e inhóspitos. Algunos folcloristas dicen que San Jorge no derrotó a un Zmaj, sino a esta criatura.
Aždaja también respira fuego y tiene entre 3 y 9 cabezas, según cada leyenda local.
Es lógico pensar que los dragones son la representación folclórica-poética del enemigo. Un dragón con tres cabezas podría representar un ejército enemigo que luchara desde tres frentes.

Gusanos, Larvas

Las larvas de dípteros que consumen los cadáveres de animales y humanos, las lombrices y larvas de insectos que habitan reservorios de aguas estancadas, y larvas que consumen los excrementos humanos y animales, eran consideradas por los humanos de las civilizaciones antiguas dentro del mismo grupo animal que las serpientes.
Por ello es que algunas creencias conectan a los ofidios con la muerte, la putrefacción y la maldad.
Se decía que la gota, una enfermedad que afectaba a millones de personas durante los siglos XVII y XVIII, era causada por un gusano llamado Fillan, o también la caries dental, que se decía que era producida por miles de pequeñas serpientes (larvas) que se introducían en los dientes.

Las serpientes, al ser de sangre fría, necesitan obtener calor y energía del sol para poder desenvolverse adecuadamente en su medio, y además viven en agujeros en la tierra; al mismo tiempo, un suelo fértil generalmente es abundante en lombrices de tierra. Por ello relacionaron las serpientes y lombrices con los dioses de la fertilidad, de la comida. Es decir que, para los antiguos habitantes de Europa Oriental, estos animales no eran siempre malos.

Enlace al artículo de “San Jorge Matadragones”

Video

Un video con las obras de la artista Nairobi Prahl inspiradas en el. Contenidonde este articulo

Fuentes

ref
ref



ref

ref

ref

http://gukr.com/article1148.html

2 thoughts on “Змій

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.