El Ballet “La Canción del Bosque”

El Ballet “La Canción del Bosque” es una obra dem compositor ucraniano Mikhail Skorulsky, escrita en 1936 con base inspirativa en la obra homónima de la poetisa ucraniana Lesya Ukrainka, “Un cuento de hadas dramático en tres actos”.

El libreto de este ballet fue escrito por Natalia Skorulskaya (1915-1982), la hija del compositor. En este momento era bailarina de la Opera de Kyiv y mas adelante se convirtió en la coreógrafa.

Los autores del ballet intentaron adaptar al 100% las escenas y todo el contenido del drama de Lesya Ukrayinka, con el fin de recrearlo lo mas fielmente posible, tanto en música cono coreografía, y preservar la lógica y secuencia del desarrollo dramático en el que el mundo real se enteemezcla con el mundo fantástico de las hadas y otras criaturas mitológicas.

Sin embargo, el trabajo literario, escrito para teatro, fue imposible de convertir según las leyes del “lenguaje del ballet” y, en consecuencia, algunos episodios fueron removidos, otros acortados, expandidos o incluso agregado nuevos, como la boda entre Lukash y Kilin.

La música se caracteriza por estar llena de contenido emocional, una coloratura orquestal impresionante, y una apertura a lo lírico y al romance.

Los motivos de las piezas se basan, como sería debido, en el folclore musical de Volyn y, también como en la obra original, el ballet se centra en la encarnación de las profundas experiencias de amor entre Lukash y Mavka, transmitiendo muy bien sus sentimientos y humor. Y, de hecho, la obra marcó un cambio en la evolución de este género artístico, consolidando el ballet ucraniano auténtico. Es una de las mejores obras, pues representa una serie de emociones humanas, ya sea a través de seres mitológicos como Mavka, Rusalka, Kutz y otros personajes fantásticos, como de humanos como tales, como Lukash, tio Lev, Kilina, etc. Además expresa perfectamente la idiosincrasia del pueblo ucraniano, gente que tiene profundos sentimientos y una integración inigualable con la naturaleza. Mavka, de hecho, es la personificación del bosque, o hasta de la naturaleza en si, al igual que rusalka lo es de los medios acuáticos, fuego fatuo es uno de los 4 elementos, como ejemplos; y Lukash, el jovencito soñador, enamorado e ingenuo, mientras que Tio Lev es el agricultor experimentado, que ama y respeta todos los seres naturales. Tal y como en la obra de teatro.

Si bien la obra fue finalizada en 1936 y llevada al Teatro de Ballet y Opera de Kyiv, la segunda guerra mundial truncó la inauguración, que se dio hasta 1946, tras la liberación de la ciudad, y en celebración de los 75 años del nacimiento de Lesya Ukrayinka.

Esta inauguración fue coreografiada por Serhei Serheyev, dirigida por Boris Chistyakov, y como artista Alexander Jvostenko-Jvostov. Los protagonistas Lukash y Mavka, los primeros bailarines, fueron Alexander Berdovsky y Antonina Vasiliev.

Video de una presentación del Ballet

Un poco de historia del ballet ucraniano

El ser humano, desde sus inicios, ha intentado mostrar y expresar sus sentimientos hacia sus semejantes, y también describir su entorno, utilizando varias formas que hoy conocemos como “arte”, como la pintura rupestre que nos muestra cómo era la fauna de la prehistoria, o la música, que se interpretaba con instrumentos a partir de los cuales se originó la gran gama que existe actualmente; un arco con una cuerda que vibraba es el ancestro de todos los instrumentos de cuerda actuales, o una ramita o hueso con agujeros y una boquilla, como vimos en el artículo sobre la Sopilka, como ancestro de muchos de nuestros actuales instrumentos de viento.

Pero otra forma de expresión, que no requería de herramientas especiales mas que de los movimientos del propio cuerpo, aunque posteriormente se acompañó con música, fue la danza. El cuerpo humano es muy flexible y quien lo pueda dominar totalmente puede expresar muchas cosas.

En Ucrania, el uso de danzas folclóricas en representaciones dramáticas proviene de tradiciones muy antiguas. La danza era parte integral de rituales ceremoniales como Malanka, Ivan Kupala y muchisimas otras, y fue representada luego de forma clásica en teatros del siglo XVIII y XIX. Y también de forma profesional en óperas y operetas ucranianas como “Zaporozhetska mas allá del Danubio”, “Hryts, no vayas… “, etc.

Si bien el Ballet como técnica y término artístico data de 1582 cuando el compositor francés Balthasar de Beaujouelx lo uso por primera vez en su “Ballet comique de la reine”, y luego entró a Europa oriental, en ese entonces bajo el dominio del Imperio ruso en el siglo XIX, en Ucrania ya se bailaba desde mucho antes. Hemos leído ya que cuando la Rus’ de Kyiv, el reino que luego se transformó en nuestra Ucrania, estaba en su apogeo, lo que actualmente es Moscú estaba formado por Tribus en estado semi-salvaje que habitaban pantanos” (enlace a este artículo ). Y el ballet ucraniano data de mucho antes de esa época, en danzas rituales, como las que ya mencionamos, que agradecían, daban la bienvenida, despedían a dioses paganos que eran la personificación o la forma como ellos entendían las estaciones del año, fenómenos naturales (como Veles), o etapas de la vida (la muerte, el invierno en Marena).

De hecho, un gran compositor, Piotr Ilych Tchaikovskiy, de ascendencia ucraniana, se inspiró en todas estas danzas del pueblo de sus ancestros para introducir en las grandes obras que conocemos hoy.

Por cierto, la palabra “Ballet” es francesa, pero viene del italiano Balleto que es el diminutivo de Ballo o Baile.

El Ballet se comenzó a desarrollar en Ucrania por 1919, con” La Doncella ahogada” de Mykola Lysenko en Kyiv, utilizando Rusalky como personajes, es decir, seres de la mitología ucraniana. “Corsario”, un ballet por A. Adana con M Mesesiev como coreografo, fue puesta en escena en Jarkiv en 1925, o la creación del “Primer Ballet ucraniano”, “Pan Kanevsky” por M. Verikovsky (Jarkiv, 1930), y a partir del cual se desarrolló con una gran influencia de las danzas antiguas paganas.

Al principio, principios de esa década, el ballet era considerado una exclusividad de la aristocracia, hasta que llego “Karmanyola“, cuyo tema es la Revolución Francesa, incluyendo incluso piezas como La Marsellesa, pero que tuvo éxito sobre todo porque expresa sentimientos (vamos de nuevo a la expresión de sentimientos que mencionamos al principio) que tenía el pueblo ucraniano en ese entonces: estar bajo el dominio de un imperio, de reyes (o zares) que se creen dioses, y la opresión y esclavitud hacia el pueblo (lectura adicional: “¿Braman los bueyes si los comederos están llenos?” o también la biografía de Lesya Ukrayinka)

El ballet “Lilia” por K. Dankevich (coreografía por Halina Berezova, Kyiv, 1940) es un ballet muy conocido de esta época – hablamos más abajo sobre él.

En los años de la posguerra se dieron a conocer ballets basados en grandes obras de la literatura ucraniana, como “La Canción del Bosque ” por M. Skorulsky (coreografía por S. Sergeyev, Kyiv, 1946), “Danko” por V. Nahabina (coreografía por V. Litvinenko, Jarkiv, 1948) y su “Cuento de Primavera” (coreografía por V. Nikitin, Jarkiv, 1954), “Marusya Bohuslavka” por A. Svechnikova (coreografía por Sergei Sergeev, Kyiv, 1951), y muchísimos más. Se puede decir que la obra” Marusia Bohuslavka” es representativa de esta etapa, en la que los compositores ucranianos recordaban a su pueblo sobre el pasado heroico, del tiempo de los kozakos, como una inspiración oculta a la liberación de la opresión del régimen soviético ; otro ejemplo es “Sopilka Dovbusha” sobre el amor entre una joven bailarina, Natalka, y un guerrillero, Ostap; también ambientada en los Cárpatos utiliza la danza hutsul llamada “Arkan“.

Dentro de compositores ucranianos contemporáneos encontramos ballets famosos como los de Yevhen Stankovych (“La víspera de Navidad”, “Olha“) y Alexander Kostin (“Rusalonka”, “Invitación a morir“).

Lilia

Lilia es una obra de Konstantin Dankevich basada en la balada homónima de Taras Shevchenko, quien la escribió en Kyiv el 25 de julio de 1846.

La obra fue estrenada en 1940 en el Teatro de Ballet y Opera de Kyiv, y en 2003 se reinauguró en una producción renovada, basada en un libreto por V. Chagovets, y en la que Valeriy Kovtun (coreografía) también presenta su visión. Aunque en la obra de danza, Lilia es más, pues proviene de una fusión de características de varios personajes femeninos en las obras de Taras Shchevchenko.

La música es inspirada…la obra completa es basada, de hecho, en la canción folclórica “Ой, зійди, зійди ти, зіронько та вечірняя”, y se considera una síntesis entre danza folclórica y ballet clásico, con una expresión del vívido colorido presente siempre en la cultura ucraniana.

Video de una presentación de “Lilia”

fuente-pdf descargable

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.