Ucrania, Todos los Santos y honra a los Difuntos

(Imagen: los Santos de Kyiv, icono en el Monasterio Lavra de las Cuevas)

Luego de la cristianización de Ucrania, que inició en el año 988 por medio del Gran Rey Volodymyr “El Grande”, ahora también santo, al igual que su abuela, la reina Olha de Kyiv, la iglesia ucraniana veneraba (venerar es respetar, rendir culto, no adorar o considerar como Dios), a los santos de la iglesia de Bizancio. Pronto,la iglesia ucraniana comenzó a reconocer a santos de la iglesia romana, en especial los del calendario en las iglesias de los pueblos eslavos occidentales, como San Viacheslav.

San Volodymyr

La iglesia ucraniana inicial también veneró a SanCirilo y a San Metodio, los misioneros originales de los eslavos, que no eran reconocidos por Bizancio. Cada santo tenía su propio día, lo que se anota en el calendario litúrgico, llamado “Misiatseslov” o también “Menaion”. Y luego, la iglesia ucraniana comenzó a promover el culto a santos propios.

Los primeros santos nativos del reino de la Rus’ de Kyiv, del cual Ucrania es la única heredera, fueron San Boris y San Hlib, los hijos martirizados de Volodymyr “El Grande”, quienes fueron canonizados en el siglo XI. Los siguieron la reina Olha y el rey Volodymyr, canonizados por el Metropolitano Ilarion, alrededor de entre 1037 y 1050, aunque no se les asignó un día de festividad sino hasta 1254.

Los santos Boris y Hlib

San Teodosio de las Cavernas, fallecido en 1074, fue canonizado en 1108, y San Antonio de las Cavernas a principios del siglo XIII. Los primeros monjes que fueron sepultados en el Monasterio de las Cavernas de Kyiv, un total de 118 aproximadamente, muchos de los cuales sólo fueron conocidos por sus nombres propios, careciendo de apellidos, fueron canonizados colectivamente por el Metropolitano Petro Mohyla en 1643 durante los servicios religiosos celebrados entre el 28 de agosto y el 28 de septiembre de ese año.

Los primeros santos ucranianos fueron monjes, quienes dedicaron sus vidas al cuidado de los enfermos, como san Ahapii o San Damián de las cuevas. Otros fueron figuras seculares o eclesiales involucrados en otras labores, como San Krushka, un misionero, San Néstor el Cronista, el Maestro Olimpii, un pintor de iconos religiosos que falleció en 1114, y San Sviatoslav, rey de Lutsk, fallecido en 1142. Los Lurodyvi, o “tontos por Cristo” fueron personas muy conocidas por su inmensa piedad, pero también por un comportamiento algo aberrado, casi no se veneran en Ucrania ni fueron beatificados tantos en la Ucrania medieval, sino que si fueron bastante conocidos en Moscovia.

San Job de Pochaiv

Un gran número de jerarcas de la iglesia se convirtieron en santos, comenzando con Stefan de Kyiv, el obispo de Volodymyr-Volynskyi, quien falleció en 1094; también Yefrem de Pereiaslav, fallecido en 1098; Teoctistos, obispo de Chernihiv fallecido en 1123;y también incluimos en este listado a Cirilo de Turiv, fallecido en 1189. Algunos primeros santos seculares incluyen al rey Mstyslav I Volodymyrovych, hijo de Volodymyr Monómaco; la reina Anna de Kyiv, hija de Vsevolod Yaroslavych, quien murió en 1113; el rey Mstyslav (Yurii, fallecido en 1180), bisnieto de Volodymyr Monómaco; y Myjailo Vsevolodovych, rey de Cherníhiv, martirizado junto con el boyar Teodor, por lo tártaros en 1246.

Santos un poco posteriores incluyen al Metropolitano Petro de Kyiv, fallecido alrededor de 1326, nacido en Volyn, o también Ivan de Suceava, martirizado en Akkerman y también del siglo XIV. El rey Fedir (Teodosio) de Ostroh, asesinado por los tártaros en 1497, y la reina Yuliiana Olshanska, fallecida en 1540, cuyas reliquias están asociadas con un gran número de milagros.

San Metodio de Pochaiv

Tras la Unión de Berest, la iglesia católica reconoció también a Yosafat
Kuntsevych como santo, fallecido en 1623 y canonizado en 1867. Santos ortodoxos de esta época incluyen a San Afanasii, higúmeno de Brest, martirizado por los polacos por su apoyo a Bohdan Jmelnytskyi; también está Yov Zalizo, el santo milagroso de Pochaiv, fallecido en 1651; otro santo de esa época es Makarii Tokarevsky, higúmeno de Ovruch y Kaniv, asesinado por los turcos en 1678. Existen varios santos más de esa época.

Varios santos ortodoxos ucranianos fueron misioneros en Siberia, y entre ellos Ioan
Maksymovych, metropolitano de Tobolsk, fallecido en1715; Inokentii Kulchytsky, obispo de Irkutsk, fallecido en 1731, o S. Krystalevsky, obispo de Irkutsk, fallecido en 1771.

Muchos santos canonizados durante la época de la Rus’ de Kyiv, y algunos posteriores, como por ejemplo los mártires de Vilnius Ivan, Antín y Evstafii, fueron reconocidos tanto por la iglesia ortodoxa como por las iglesias Uniadas, con algunas excepciones durante los siglos XVII y XIX.

San Anatolio de las Cuevas de Kyiv

Luego de la Unión de Berest, la iglesia católica ucraniana se unió al proceso de canonización impuesto por el Papa Urbano VIII. Bajo este sistema, cuando un individuo era beatificado, se iniciaba el culto a ese nuevo beato localmente, y sólo más adelante, si se expandía la veneracipon a esa persona, lograba ocurrir la canonización completa. El reconocimiento de un santo que sea reverenciado por todo el mundo es la prerrogativa del Papa.

Con la absorción de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana durante el siglo XVIII por la Iglesia Ortodoxa Rusa, el derecho de canonización pasó a ser exclusivo del Santo Sínodo Ruso. Pero la iglesia ucraniana sólo reconocía, internamente, a santos reconocidos por el Santo Sínodo, pero de origen ucraniano.

San Ilarión

En la actualidad tanto la iglesia católica ucraniana como la Iglesia Ortodoxa ucraniana reconocen a los mismos santos, con pocas excepciones. La iglesia ortodoxa no celebra, sin embargo, el mismo día para todos los santos como la católica en 1 de noviembre, sino que cada santo tiene su propio día (al igual que la católica). Bueno, el primer domingo de Pentecostés, en la iglesia ortodoxa, se celebra un día de todos los santos. Sin embargo también cada santo, en particular, tiene sus propias celebraciones, peregrinajes a sus sitios de sepultura o a monasterios o iglesias consagradas a ellos.

Con la imposición del régimen soviético en Ucrania, las autoridades prohibieron las celebraciones públicas dedicadas a santos, destruyeron sus iconos y estatuas, e impidieron la costumbre de que los padres nombraran a sus hijos en honor a ellos.

Es necesario agregar que, tanto iglesia católica como ortodoxa, celebran un día especial para todos los santos, y esta generalidad no es específica para santos que tienen su propio día, sino más bien para los fieles difuntos cuyas almas ya han superado el proceso de purificación en el Purgatorio, y personas que siguieron a Cristo, observaron sus mandamientos o hasta fueron martirizados pero que, por alguna razón, no fueron reconocidos por la iglesia y beatificados o canonizados. Este día, 1 de noviembre para católicos y primer domingo de Pentecostés en ortodoxos, no se trabaja y es obligatorio asistir a misa; además se celebra una vigilia en la víspera, con abstinencia y ayuno.

San Antonij Pecherskij – 1288

Los fieles difuntos

Los difuntos están relacionados con los santos en el aspecto de que éstos ya pasaron por el proceso de purificación en el Purgatorio, mientras que los difuntos aún se encuentran en él o, en antiguas creencias, en el Nav y en conexión con los vivos.

Нав, яв і прав

El pueblo ucraniano ha prestado una especial atención a sus difuntos y ancestros desde tiempos antiguos. Hablando de la época pre-cristiana, por ejemplo, se pensaba que el universo estaba dividido en tres mundos, el de Nav, el de Yav y el de Prav. El de Nav era el mundo inmaterial, el de los muertos, cuyas almas brillaban para nosotros en forma de estrellas. Es además un mundo que carece de la cuarta dimensión, el tiempo, y en que las otras tres dimensiones están distorsionadas. Científicos en la actualidad han sugerido teorías de la física que son similares. La teoría del Multiverso es un ejemplo.

Provody

E incluso los antiguos paganos ucranianos ya tenían teorías precursoras del Purgatorio cristiano, o de los ángeles custodios o ángeles de la guarda, quienes llevan a las almas de los difuntos al Nav, en donde se debía cumplir con una especie de programa, el cual, si no se cumplía, se debía ir al “Peklo”, equivalente a nuestro infierno.

Los Bog serían el equivalente de nuestros ángeles de la guarda, y servirían como instructores a nuestras almas para cumplir el programa. Al final del entrenamiento, las almas son sometidas a una especie de examen, en el que se califican tres temas: los ancestros, nuestras obras mientras vivimos, y una prueba especial y sorpresa.

De esta manera, los muertos siempre tuvieron una conexión especial con sus descendientes vivos. Durante la víspera de Navidad, las familias dejan un puesto vacante, para que los espíritus de los ancestros celebren con ellos, quienes descienden desde el cielo por medio de los rayos (o las aves), a las ramas de los árboles, bajan por el tronco a las raíces (el inframundo del árbol de la vida) y luego, dada la conexión de las raíces en fuentes de agua, entran a nuestro mundo por medio de reservorios de agua. Y es San Andrés, el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa, quien les abre las puertas el 2 de noviembre y las cierra el 30, permitiéndoles luego la visita especial para celebrar el Nacimiento de Cristo.
Se dice también que, mientras se cocina o se consume la sopa ucraniana conocida como Borshch, rondan (o flotan) los espíritus de los ancestros.

Provody

En la tradición ucraniana existe una festividad similar a nuestro “Día de los fieles difuntos” católico, y se llama “Provody”.

Se celebra con los muertos, sobre sus tumbas, se come, se festeja. Data desde el Reino de Kyiv, en el que se llamaba “Krasnaya Horka” o “Bella montaña”. Los moscovitas le llaman “Radonitsa” o “Fiesta de felicidad”.
Se festeja el segundo lunes de Pascua, al inicio de la llamada “semana de Mavka” y, al ser tan cercana a la fiesta de la Resurrección, los fieles colocan huevos escritos de Pascua cerca de las tumbas, recordando así la Resurrección (por medio de huevos, lo que viene del paganismo, puesto que de un huevo nacen las aves). Llevan comida y la consumen allí, dejando un poco para los difuntos. Se piensa, sin embargo, como en el Cristianismo, que todos nuestros difuntos resucitarán el mismo día, por lo que se rezan letanías especiales, se celebran liturgias dedicadas a los difuntos y se proclama el “¡Cristo ha resucitado!”.

Dentro de costumbres especiales, a partir de este día se comienzan a celebrar bodas, puesto que antes, durante la Cuaresma y la Semana Santa, no se puede ya que es época de auto-reflexión; se consume la “Kutia”, un plato especial para la Navidad, o se acostumbra a entregar presentes a los parientes políticos (una suegra al yerno, o el suegro a la nuera). Pero lo más especial es que la mayoría de esta celebraciones se realiza junto a las tumbas de los muertos.

Celebración navideña. A la derecha, en la foto, se puede ver un Diduj, hecho con paja de la primera cosecha, en donde vienen a habitar los espíritus de los ancestros para pasar la Navidad con sus familiares vivos

Otras celebraciones para los muertos

El pueblo ucraniano no celebra una sola vez a sus difuntos, sino que, en esencia, cada sábado. El origen de ésto está en el hecho de que Cristo sufrió su Pasión y muerte un viernes, y resucitó el domingo, pero el sábado, el propio Jesús, lo dedicó al inframundo. De hecho, los ucranianos, en sus mundos paralelos de Nav, Prav y Yav, no creen en una separación muy severa entre los vivos y los muertos, y creen que éstos participan en las labores agrícolas, ayudan en la toma de decisiones por el bien de la familia y permanecen con los vivos, aunque su principal participación es durante festividades religiosas como Pascua (para el Provody) o Navidad.

Otras fiestas especiales dedicadas a los muertos son para la víspera y día de Pentecostés, o en otoño durante tres sábados conmemorativos: el día de San Demetrio, de San Cosmo y para San Miguel.

Y pasado Pentecostés, el siguiente lunes comienza la semana de las “Rusalky” (enlace), en el que todo el pueblo, con ayuda de los ancestros, las espanta fuera de los límites de las tierras urbanas y las agricolas también.

Rusalka y su hija

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.